¡Ave, Aarón!

    Llovía desde hacía horas y el público empezaba a impacientarse por el retraso. Esperaban en la preciosa calle Obispo Rey Redondo de La Laguna, con los paraguas desplegados, a las puertas del portón del Teatro Leal. Al calor del anonimato era cuestión de tiempo que algunos desesperados se conjuraran para empezar a silbar como si estuvieran en el fondo sur de La Condomina. Nosotros, desde el deslumbrante pasillo de entrada al Hotel Aguere, observábamos incrédulos la desaprobación del populacho ante 10 minutos de retraso.

    El joven Gómez saltó a la platea con Don´t stop me now, pidió disculpas en nombre del teatro por la espera (hubo función previa a las 19:00) agarrándose a su aureola exitosa: “Es que lo estoy rompiendo”. Tuvo que ser el Espíritu Santo quien silbara anteriormente porque ahora nadie se da por aludido, todos ríen la intro y corresponden a la solicitud del humorista: “yo me voy ahora, sonará de nuevo la música, vuelvo a entrar y ustedes se vienen arriba”. Dicho y hecho, nos vinimos arriba, en un santiamén las amargas gotas de lluvia quedaron atrás.

    Con la arrancadilla Aarón ha demostrado tablas, empatía y autoridad. Pero también ha desvelado sus señas de identidad: agilidad en la lectura de la jugada, una gracia desbordante y una naturalidad asombrosa para a partir de ese momento improvisar 90 minutos de risas.

    Aarón Gómez, sábado 11 de febrero, "Solamente", en el Teatro Leal de La Laguna

    Aarón es poliédrico, te recuerda a Manolo Vieira por su capacidad de observación, a Jim Carrey por su expresión facial y corporal, a Michael Winslow, el de los ruiditos de La Loca Academia de Policía, por los sonidos que logra reproducir, a Arístides Moreno con la guitarra…capaz de recordarte a todos y al mismo tiempo olvidarte de ellos porque el chico tiene una chispa que desprende autenticidad absoluta.

    Humorista, actor, cantante, resulta difícil de encasillar. En “Solamente” se ríe de todo, empezando de sí mismo, para relatar su conexión especial con el kinki canario, una cadena de historias sublimes adornadas con un talento interpretativo de altura que ocuparon el primer tercio del espectáculo.

    Aarón da paso a su hermano, Abraham, que lo acompañará al piano hasta el final del show. La compañía le permite combinar el monólogo con otras disciplinas donde la mímica juega un papel relevante.

    Durante el espectáculo le da tiempo a cantar y a invitar al imitador Jorge Bolaños para hacerse un delicioso mano a mano.

    Aarón pone punto y final haciendo un tutorial surrealista y sacando al niño que lleva dentro, doblando clásicos de Disney, en un apoteósico cierre.

    El público, exhausto de tanto reír, cae rendido hora y media después ante la autoridad: ¡Ave, Aarón!.

    Nota: En su página oficial de Facebook pueden consultar la agenda de actuaciones de Aarón.

    Límite 80-82 kg

      Días 21 y 22 (miércoles y jueves, 1 y 2 de marzo)

      Miércoles 1 de marzo, 20:00 Después del martes de carnaval retomamos la actividad. Jose diseña otro entreno corto pero de alta intensidad. Haremos cinco ejercicios: brazos, piernas, abdomen, cardio y abdomen en series de 30 segundos, con descansos de 10 segundos. Serán cuatro vueltas a un circuito que me hace tragar varios nudos cuando veo a Jose haciendo los ejercicios de muestra.

      Agua va.

      Jose ha tenido la deferencia de concederme dos minutos de recuperación entre cada serie.

      Termino rendido, pero me anima (obliga) a rematar con 10 minutos de cardio en la elíptica.

      “Ahora, con la musculatura fatigada es cuando más grasa se quema”. Oigo nombrar grasa y quemar en la misma frase y me tiro.

      Jueves 2 de marzo, 11:00

      “Hola Hedda. Anoche me mató Jose. Con cariño pero me mató. Solo cardio, please”, sugiero a Hedda, la descremadora oficial de Santa Rosa. “Vale, para empezar media hora en la elíptica”, responde. ¡Vaya por Dios, suena terrorífico ese “para empezar”!

      Tras esta media hora, 15 minutos a bici. Hoy Hedda subió la exigencia. Es curioso, cuando peor le dices que estás…más caña te meten. Dos series de dos minutos con 13, 14 y 16 de resistencia.

      Exprimido como un limón, Hedda añade de propina otros 15 minutos de remo.

      Creo que lo estoy haciendo de cine, pero a los 5 minutos Hedda se me posa y me dice que voy lento. Del minuto 5 al 15 no parará de exigirme un ritmo, 1…2, 1…2…En el minuto 12 quiero dimitir, pero con la misma voz dulzona me dice “no, no vas a parar, vas a aguantar hasta el final”. Es como hipnótico porque no digo ni una palabra sacando fuerzas de los higadillos para alcanzar el minuto 15 de remada.

      Jueves 2 de marzo, 20:00

      Último pesaje. El que no se ha escondido tiempo ha tenido. Lo hecho…hecho está. Ya no hay marcha atrás.

      88,8 kg. Son dos kilos perdidos en 22 días de entrenamiento. Muy lejos del propósito cuando empezamos y sin embargo muy satisfecho con las sensaciones. Vamos más ligero de equipaje. Hay que seguir.

      Ha sido una experiencia increíble. El trato y el ambiente en Santa Rosa resulta inmejorable. Me he sentido como en casa.

      Me gustaría agradecer al director Félix Echevarria que no doblara las cejas cuando le comentaba la idea y que me empujara al gimnasio.

      Agradecimiento infinito a los cuatro entrenadores con los que he tenido la suerte de trabajar.

      A Hedda, la descremadora dulce de las mañanas.

      Y a Uxuri, Jose y Samuel.

      Parecen buenos, pero luego te aprietan.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      ————————————————————————————————————–

      Día 20 (lunes 27 de febrero)

      Esta es la última semana de entrenamientos en el Centro Deportivo Santa Rosa. Para ser más exactos, abordamos los cuatro últimos días. El próximo jueves nos pesaremos por última vez…para este reportaje. Durante estas tres semanas el gusanillo me ha picado y voy a seguir en el club como un abonado más a partir del viernes 3 de marzo.

      Dicho esto, hoy lunes tocó doble sesión.

      11:00 am Cardio por la mañana. 20 minutos de remo y 25 minutos de bicicleta.

      Cardio exclusivamente porque a la tarde habrá castaña de la buena.

      20:00 pm No hay nadie en la sala. Perdón, rectifico: hay una persona. El entrenador, Jose. Se entiende porque es lunes de carnaval y por ello resulta comprensible que Jose me haya planificado un entreno “quemón”.

      15 minutos de calentamiento en la bici, a resistencia 10 y a 90 rpm (revoluciones/minuto).

      Y ahora el circuito. Jose está de rebajas, todo a 20. Veinte repeticiones de…

      Tríceps.

      Cuando voy por la quinta me pregunta si voy bien. “Sí, perfecto, parece que no hace nada (al músculo)”, “a la 12 me cuentas”. Llegó la octava repetición, “ya se nota”. Castaña.

      Salto+Sentadilla

      ¿Para qué hacer diez pudiendo brincar veinte veces? Recuerden, rebajas. Todo a 20.

      Abdominales en posición de plancha…

      …con desplazamientos laterales de los pies.

      Seguimos en la Navy

      Más abdominales que es un veneno

      Este itinerario hay que repetirlo cuatro veces. Me lleva media hora. Cuando acabo Jose me remata con 15 minutos de cardio en la cinta. “A 8”, “¿A 8?”, “Sí, ¿es mucho?”, “Suelo correr a 6 y me parece demasiado”, “Ok, a 6”.

      Empiezo en 6, subo a 7, tampoco es tanto, termino en 8…no era para tanto.

      Son las 21:00 y aquí me ven en solitario mientras todo el mundo bailotea en la ciudad. Parezco Dustin Hoffman en Marathon Man. Confío que ningún viejo doctor de las SS venga a arrancarme los dientes.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      ————————————————————————————————————–

      Del lunes 20 al sábado 25 de febrero

      La tercera semana en Santa Rosa ha sido dura. Ya contamos con una base para que los entrenadores castiguen el hígado. Hemos hecho cardio, pero sobre todo muchos ejercicios funcionales y abdominales por un tubo.

      El pesaje del pasado jueves resultó otra pérdida irrisoria, 200 gramos, pero me he quedado más tranquilo cuando me han señalado los otros indicadores.

      Los más de 2 kg de masa muscular ganada y el descenso de la masa de grasa visceral resultan dos datos que constatan las sensaciones que tengo.

      Una de las ventajas de este centro deportivo es su fantástica piscina. Dos sesiones de cardio de la semana tuvieron lugar aquí.

      La intensidad de los entrenos ha obligado a descansar por primera vez desde el pasado 2 de febrero. El viernes nos tomamos un kit kat, que se agradece y se ha notado en el entrenamiento de hoy sábado. Por primera vez con Jose al mando. Circuito, hora y 20 de ejercicio.

      15 minutos de calentamiento haciendo remo.

      El circuito.

      20 sentadillas tirando al cielo un balón de 3 kg en la fase de extensión de piernas.

      Abdominales. Desde posición horizontal levantar una pierna a su vertical, la otra, bajar una y luego la otra.

      Más piernas es un veneno. 20 saltos laterales guardando el equilibrio.

      10 burpees. El ejercicio de la Navy, de pie, flexionar piernas, bajar el cuerpo a posición horizontal, hacer una flexión de brazos, incorporarse y saltar. Explosión de pulsaciones.

      Más abdominales. La tabla. En esa posición desplazar una pierna al codo contrario. Una vez con cada pierna. 20 repeticiones.

      Este itinerario hay que repetirlo cuatro veces. Cuando concluya cada serie, 5 minutos de cardio en la bici, a resistencia 10 y sin bajar de las 90 revoluciones por minuto.

      A medida que avanzas en el planin, la sesión de fatiga va apropiándose de ti, pero lejos de dimitir aprietas los dientes y sufres. Son ya tres semanas de entrenamientos y se aprecia en los movimientos, mucho más ligeros que aquél patoso que inició el reto.

      Con los deberes hechos, sábado 25 de febrero 11:00 am, ya podemos prepararnos para el carnaval.

      ————————————————————————————————————

      Día 14 (sábado 18 de febrero)

      ¿Existen las sudadas preventivas? Por supuesto que sí. El sábado al mediodía teníamos previsto este homenaje gastronómico en Naia.

      Con el almuerzo previsto a las 14:00 había un margen amplio para una descremada preventiva. Y este fue el camino, 46 minutos de bicicleta y 15 minutos de carrera en la cinta.

      10:00

      10 minutos de calentamiento con resistencia 8 en la bici. Y ya calentitos series de tres minutos a 10 de resistencia y 90-95 revoluciones por minuto (rpm), a 12 de resistencia y 80-85 rpm, y a 14 de resistencia y 70-75 rpm. 4 series así.

      Rodador.

      Rodador.

      Escalador estilo Indurain

      Escalador estilo Fernando Escartín

      De remate, 15 minutos corriendo en la cinta.

      Ya con la conciencia tranquila envío un wasabe, “Mirko, ponme una caña, please“.

      Descansaremos el domingo. El lunes, más y mejor.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      ————————————————————————————————————–

      Día 12+1 (viernes 17 de febrero de febrero)

      17:00 Nueva actividad, entrenamiento funcional en un circuito donde intercalaremos pequeños desplazamientos y saltos con ejercicios explosivos como trepar, caminar como los cangrejos.

      Uxuri está al mando. Ella se transforma: tan dulce en la recepción y tan fiera en la sala. Castaña, quiere las cosas bien hechas, la postura como corresponde, “háganlo bien, lo único que quiero es que no se lesionen…el resto vendrá solo”.

      Daremos cuatro vueltas al circuito. Las repeticiones serán de 45 segundos y tendremos 15 segundos de pausa.

      Desplazamiento lateral y agacharse a tocar los conos.

      Abdominales.

      Movilidad de cadera, brazos y piernas en una actividad de coordinación con una pelota de plástico que deberemos mover en diferentes direcciones.

      Descender con la pelvis bien levantada y ascender. Fuerza, fuerza.

      Saltos o ascenso-descenso con zancada amplia.

      Sentadillas con salto en el step.

      Cangrejiando, terminar el recorrido, volver al inicio con desplazamiento hacia atrás.

      Juego de pies en la escalera (coordinación) y saltos lateral sobre la base con forma de pelota.

      La serie concluye, reposamos dos minutos, y otra tanda. Serán cuatro en total.

      Una hora después Uxuri vuelve a su estado dulce y nos invita a estirar bien.

      Mañana más y mejor.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      ————————————————————————————————————–

      Día 12 (jueves 16 de febrero)

      8:00 am Día de pesaje. Sinceramente, las tengo todas conmigo porque me siento liviano como una pluma, he tenido varias jornadas con doble sesión y he controlado la nutrición.

      Antes del pesaje, que será por la tarde, me descremo a base de bici.

      47 minutos. 10 de calentamiento a resistencia 8 y series de 3 minutos a 12 y 14 de resistencia hasta el final.

      Coincido con Sergio Muñoz, director de pádel de Santa Rosa, que me pregunta “¿cómo va?”. “La primera semana bajé 900 gramos…esta yo creo que bajaré otros dos kilos”, le respondí.

      20:00 Pesaje. La hora de la verdad. Hace siete días la báscula marcó 89,9 kg. Si mi previsión no falla estaré bordeando los 88 kg, 100 gramos arriba, 100 gramos abajo. No me fío y por eso sigo la manía de calzarme calcetines distintos. Nada puede fallar, venga, vamos, quiero un 8 y otro 8, así seguiditos.

      “¿89,7 kg? No puede ser, esto es una conspiración”, le exclamé a Jose nada más ver lo único que funciona mal en este maravilloso centro deportivo, que es la báscula. “Espera, hombre, vamos a ver otros datos…¿ves? Has ganado 500 gramos de masa muscular”, intentó consolarme pero no había manera de levantarme el ánimo. “Déjame subir de nuevo, que seguro que ahora marca 88”, le reclamé clemencia para encontrar la frialdad de esa báscula maldita. La verdad, ahora que la veo de frente, qué fea es la báscula.

      “No te desanimes, yo te veo mucho mejor. Hay que seguir”, sentenció el entrenador.

      Lo cierto es que me veo y me siento muchísimo mejor. Debo tener paciencia franciscana.

      Mañana viernes, nueva actividad, entrenamiento funcional.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      ————————————————————————————————————–

      Día 11 (miércoles 15 de febrero)

      Hoy tenemos un desafío importante: Aquagym. Gimnasia en el agua, el perfil es señora de unos 65 años de media ejercitándose al tiempo que se muere de risa. Hoy seré una de ellas, pero antes haré media horita de cinta.

      Cinta

      Ducha y entro a la piscina. Samuel dirige la sesión, no es comparable con el Body Pump, pero tampoco es el camino de rosas que yo preveía. Todo lo contrario, castaña en las piernas, sentadillas mediante, justo después del calentamiento.

      La intensidad crece con ejercicios que potencian la movilidad articular y la fuerza exponiendo al tren inferior a la resistencia del agua. Cada cierto tiempo relajamos la musculatura corriendo por la piscina.

      La cintura y los brazos se trabajan con el churro, un implemento versátil que podemos sumergir para exigir a la musculatura.

      Me sorprende que las señoras se ejerciten charlatanas y risueñas, en permanente buen rollo, con la actitud apropiada para vencer al tiempo. Fue una hora deliciosa, ellas van dos veces por semana. Suficiente para sentirse vigorosas y seguir venciendo al tiempo.

      Una envidia de la buena.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Día 10 (martes 14 de febrero)

      10:00 El rodillo nuestro de cada día. Esto se está convirtiendo en algo religioso.

      47 minutos intercalando resistencias. Del 3 al 9 (de menor a mayor resistencia) y vuelta atrás, cuesta abajo, del 9 al 3. Le estoy cogiendo el truco a controlar las pulsaciones evitando superar las 108/mto, que es el límite entre quemar grasas y trabajar cardio.

      Sigo los números y resulta motivante comprobar que lo que antes se me hacía cuesta arriba (resistencias 8-9 descendía en exceso los vatios) hoy pedaleo más ligero.

      A la tarde segunda sesión, spinning y piscina.

      20:30 Fútbol, juega el Barca la champions o algo así. Me entero porque me extrañaba que solo dos valientes estuvieran machacándose en la sala.

      Yo vuelvo al rodillo con un entreno de spinning marcado por Uxuri la semana anterior. 10 minutos, resistencia 8, 4 series intercalando 3 minutos a resistencia 14, 2 minutos a resistencia 8, y concluyo con otros 10 minutos a resistencia 10. En total, 40 minutos de esfuerzo.

      El trabajo cardio y quema grasa lo complementaré hoy con tonificación muscular en la piscina. A estas horas, 21:20, solo chicas que entrenan bajo las órdenes de Carlos.

      20 minutos a braza.

      Estiramientos en la piscina de bebés que el agua está deliciosamente calentita y a casita que no llueve pero es tarde (21:50 pm).

      Mañana más y mejor. Tengo reservada plaza en el Aquagym.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Día 9 (lunes 13 de febrero)

      Después de un finde intenso en Tenerife, entre exquisiteces sorprendentes en Panzaburro y platos contundentes en guachinches de La Orotava, hoy volvemos al ruedo.

      13:40 “¿Te portaste bien?”, fueron las primeras palabras de Hedda al reconocerme. Se refería al “entullo”, si me controlé o no y evidentemente le dije que no, que no me porté bien, pero que me quiten lo degustado, de hecho todavía me relamo al recordar aquella hamburguesa de Panzaburro, con queso derretido y foie, oh, my god. Deporte, deporte, deja atrás la burguer, tío.

      “A descremarse pues, vuelta a empezar”, sentenció dulcemente y yo me cuadré, subí a la bici y venga a hacer kilómetros. Hoy controlando las pulsaciones, procurando mantener una secuencia rítmica y profunda de respiración. Es la clave (corazón controlado) para quemar grasas.

      Le estoy cogiendo el gusto al spinning como opción de cardio. Hedda diseña unos perfiles de etapa que me llevan a los Alpes franceses en el mes de julio.

      Una horita de descreme. Me siento maravillosamente ligero, como si los huevos La estampida y el cochinillo del Guachinche se hubiesen transformado en un recuerdo borroso. Estiro bien, porque a la tarde habrá body pump.

      19:00 Después de la sesión cardio del mediodía, toca ahora desentumecer y tonificar la musculatura. Body Pump con Samuel, que es 100% intensidad pero a la vez resulta un disfrute ver su plasticidad, crucial de cara a clavar los ejercicios.

      Barra y peso personalizados…y castaña. Una hora de actividad, piernas, bíceps, tríceps, pectorales, abdominales, movimientos que combinan velocidades, rebotes…Sufro como un perro, tengo un par de momentos en los que pienso tirar la toalla y Samuel lo huele y se escucha “resiste”, y no te queda otra que resistir.

      Vuelves la vista a las 19:00 y no te extraña que el Body Pump goce de tantos adeptos: es un sufrimiento ciertamente divertido y despierta las fibras musculares que llevan dormidas desde el Pleistoceno.

      Mañana más y mejor.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Días 7 y 8 (miércoles 8 y jueves 9 de febrero)

      El miércoles me reservé todo el día para el tercer partido del torneo de pádel de Santa Rosa. Era obligatorio guardar cualquier resquicio de fuerza para el hueso que tocaba, la dupla de Nayra Armas y José Antonio Bardaro, algo así como blanca y en botella…la leche. Lo dimos todo, pero al gordito de la pareja (a mí) le faltó un puntito más. Perdimos 6-4, 6-3.

      A la mañana siguiente, jueves 7 am, purgamos la derrota con una solicitud previa a Hedda, “tengo los brazos embrutecidos…please, hoy solo cardio”. Hedda me acompaña en el sentimiento y proyecta un tour de Francia mañanero en postura de rodador holandés.

      43 minutos variando resistencias y vatios, entre 75 y 125 pulsaciones.

      El entreno mañanero culmina con un cuarto de hora en la cinta haciendo jogging a lo Rajoy.

      Parece una tontería, pero agüita con la pendiente que me regaló Hedda para los minutos finales…casi explotan las piernas.

      14:00 En la segunda sesión del día vuelvo a coincidir con Hedda. Me diseña ahora un entreno de spinning con una banda sonora exquisita.

      40 minutos entre rampas infernales.

      La doble sesión empieza a hacer mella. Quiero 20 minutos en piscina, pero aguanto 5.

      Volveré por la tarde para pesarme, justo una semana después de empezar el reto. La báscula marcó el jueves 2 de febrero, los 90,8 kg.

      19:00 De vuelta al club con chándal, camisa deportiva, calcetines distintos, apuesto por haber reducido dos kilos de mi barrigona.

      El deseo se confundió con la realidad. 900 gramos de pérdida, 89,9.

      Me quedan tres semanas y 7,9 kg por bajar (para llegar a 82). La cosa está un pelín complicada, sin embargo estar por debajo de los 90 (89,9, jeje) va a resultar decisivo. Es la barrera sicológica de los 10 puntos en baloncesto. Remontaré el vuelo.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Día 6 (martes 7 de febrero)

      Hoy nos alistamos a la marina estadounidense. El TRX es un sistema de entrenamiento ideado por la Navy, en el que trabajamos en suspensión a través de unas anillas fijadas a una barra anulándose así los impactos.

      Las sesiones de 45 minutos se caracterizan por su alta intensidad, la variedad de ejercicios que moldean brazos-cadera-piernas y el dinamismo permanente de las series que hacen imposible que te aburras.

      Flexionas, te agachas, saltas…

      En función de la distancia en la que te encuentras de la barra trabajarás con más o menos resistencia. Cuanto más te alejes, más resistencia.

      Las series en las anillas se complementan con abdominales de lo más variopintas.

      Además de la exigencia física, el TRX sin resultar una coreografía te obliga a coordinar. Al principio te sentirás como el recluta patoso de La Chaqueta Metálica de Kubrick, pero poco a poco le vas cogiendo el ritmo sin necesidad de que tus compañeros te hagan novatadas.

      Limite80-35@2x

      En este sentido, me llama la atención cómo dirige Israel el entreno insistiendo en que todos los componentes forman un equipo. También me parece increíble que a pesar de la paliza que estamos recibiendo nadie se queje. Es más, parece que el personal (entrenadísimo) está sediento de más caña en el cuerpo.

      Coincido en el entrenamiento con una antigua compañera de instituto. Que el entrenamiento físico y deportivo está revolucionando a la sociedad actual se refleja en Alexandra, que en la adolescencia, como muchas otras chicas, procuraba saltarse las clases de Educación Física. Hay que verla ahora casi un cuarto de siglo después…una roca parecida a Sarah Connor o la teniente O´Neal.

      Yo acabo hecho polvo, haciendo aspavientos, saltándome más de una repetición, pero vivito y coleando.

      Volveré a otra sesión con Israel y compañía, confiando en resultar menos patoso.

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Día 5 (lunes 6 de febrero)

      Para empezar la semana a tope hoy apetecía doblete.

      12:40-14:00 Coincido en sala con Hedda, que me marca la ruta del descreme. Me lo dice bien claro, “voy a descremarte”. Fija un itinerario quemagrasa, adaptado a mi paupérrimo estado de forma. La idea es establecer un ritmo cardíaco asumible para mí y desde ahí resistir.

      Empiezo en esta bicicleta estática, ultracómoda, podría leer la prensa aquí más a gusto que un arbusto.

      Día 5

      Ruedo a una resistencia de 3 durante 10 minutos como calentamiento para ir escalando en la exigencia hasta el 9 en estaciones de dos minutos. El objetivo es mantener los vatios entre 60 y 70. Los apoyos de las manos de la bici me facilitan las pulsaciones que llevo en todo momento. En media hora viajaré de las 70 iniciales a las 115-120 de los 20 minutos (coincidiendo con la resistencia 9) y las 80-90 finales cuando volvemos en descenso paulatino a nivel 3.

      El inicio del descreme ha estado a la altura de lo que sospechaba que se escondía tras la dulce voz de Hedda: caña de la buena, pero a un nivel asumible. Volveré a la bici, sin embargo, antes tonificaremos el esqueleto, manteniendo las pulsaciones a buen ritmo, a base de pequeñas cargas en la maquinaria del gimnasio.

      Hombros.

      Tríceps.

      Pectorales.

      Lumbares.

      Resulta básico tener paciencia y hacer bien los ejercicios en la postura óptima. Las series van surtiendo efecto, me siento como un pollo asado a mitad del proceso, descremadito.

      Concluyo a las 14:00 con otra serie de bici, variando resistencias e incrementando los vatios de exigencia, esta vez debo mantener el pedaleo entre 70 y 75. El punto y final del primer turno son unos ejercicios de estiramiento. Relajo gemelos y la musculatura lateral de las piernas.

      19:40-21:00 Esta vez me guía Uxuri quien me mira con cara rara cuando entro al gimnasio. “Pero, ¿otra vez?”, pregunta. “Sí, mañana (martes) tengo cena y quiero hacer doblete hoy, mañana y el miércoles”, respondo. “Hemos pensado (Samuel y ella) que la dinámica sea quemar grasas con actividades cardio, de tipo spinning, y para la tonificación creemos que sería ideal el body pump”.

      Doy el ok y la respuesta es una sesión de spinning descomunal que me diseña ipso facto. 40 minutos. Otra vez en la estática, a la que le estoy cogiendo el gusto, se nota que trabajo sin impactos. 10 minutos a resistencia 8, a 100 vatios, 4 series de 3 minutos de pie en la bici a resistencia 16 y 75 vatios, y dos minutos a resistencia 8 y de nuevo los 100 vatios.

      Todo esto en media hora. Uxuri me remata con 10 minutos más, a resistencia 6 y 120 vatios. Ha sido un descreme a fuego lento, con una sudada rítmica. Acabo a gusto.

      Quería terminar el día soltando músculos en la piscina. A esta hora, 20:30, la vidilla incesante que tiene el club Nadamás empieza a normalizarse. Intercalo el crol y la braza, 10 minutos en cada estilo (si es que puede llamarse estilo a lo que yo nado).

      Remato el doblete en la piscina de aprendizaje de los primeros años. Nunca había visto esta piscina vacía, tendrían que verla en horario de tarde…a piñón. Elijo la zona en la que hago pie para estirar bien.

      Ha sido un día largo, pero mañana toca más y mejor. ¡Viva el descreme!

      Si estás interesado en las actividades y modalidades de inscripción en el Club Santa Rosa, solo tienes que llamar al 928 346 038 e informarte. ¡Anímate!

      —————————————————————————————————————-

      Días 3 y 4 (sábado y domingo 4 y 5 de febrero)

      Durante el fin de semana continuamos nuestra preparación física en el Centro Deportivo Santa Rosa. El sábado y el domingo tocó pádel, en el torneo que organiza Sergio Muñoz del 4 al 19 de febrero.

      El día resultó una delicia, cielo completamente despejado y un sol de justicia para seguir sudando la gota gorda.

      Pistas de pádel del Centro Deportivo Santa Rosa

      Mi compañero es Luke. El sábado jugamos vs Rubén Montoya-Nacho Boan que jugaron como si fueran un tren de cercanías, nos arrollaron sin piedad, 6-2, 6-1 para ellos que ni siquiera pidieron permiso. Dándole vueltas al partido, yo creo que el resultado fue…injusto.

      Como se aprecia en la foto, Rubén no terminó de creerse la paliza que nos dieron (con los ojitos cerrados), Nacho en cambio sí se lo creyó, mi compi sin sudar y yo bañado en sudor (Luke, ¡corre!).

      El domingo tocó el segundo partido. Lucha titánica vs Víctor Jerez-Óscar González a los que logramos doblegar en el tercer set.

      La exigencia física se ve recompensada con el buen ambiente que reina en los torneos de Sergio Muñoz. Muy buen rollo en Santa Rosa.

      Mañana lunes toca la vuelta al gimnasio. Confío hacer un doble turno y que uno de ellos sea nadar en la piscina.

      —————————————————————————————————————

      Día 2 (viernes 3 de febrero)

      18:00 Hoy toca masterclass. En dos horas aproximadamente pasaré por una sesión de body contact, otra de spinning y remataré con el body pump.

      Body Contact

      Empiezo con el body contact que emplea movimientos del boxeo y el taekwondo para movilizar brazos, piernas y cadera. Samuel está al mando y se mueve con una plasticidad que se agradece para quienes nos iniciamos. Tengo otra ventaja y es que al coincidir con tanto fideo (tanta gente en forma) el garbanzo negro (yo) tendrá que esforzarse para no parecer demasiado torpón.

      Las series de puñetazos y ganchos al aire combinadas con patadas frontales y laterales provocan que el corazón trabaje con intensidad. El body contact resulta divertido y a medida que le coges el truquillo la sensación de soldado patoso va mitigándose. Media hora después la sudada es considerable.

      Ahora dividen al grupo en dos (de unas 20 personas, 18 chicas que están como toros y dos chicos representando al pabellón masculino). Unos se quedarán en la sala haciendo body pump y otros (aquí estoy yo) nos vamos al espacio de spinning.

      Media hora con el cuchillo entre los dientes. Uxuri guía la sesión con mano de hierro. El spinning juega con la resistencia de la bici estática y con dos posiciones básicas, rodador holandés (sentado) y escarabajo colombiano (pedaleando de pie en modo escalada). Empiezo ligerito, sin embargo, a medida que la exigencia de Uxuri crece sufro la intensidad. La sudada de ayer es un juego de niños comparado con el chaparrón que desprende mi cuerpo.

      Uxuri con el látigo metiéndonos caña.

      Tengo la lengua fuera y Uxuri canta las canciones mientras pedalea. Y si no canta nos atiza unos gritos de aúpa para seguir a tope. Los últimos minutos suponen un escollo importante y voy haciendo la goma de manera lastimosa para sprintar al final como el gran Zenon Jaskula en el Tour del 93. La etapa (otra media hora intensa) ha sido infernal y acabo absolutamente bañado en sudor.

      Como no hay dos sin tres, la masterclass propone una nueva estación, body pump. Trabajamos con peso, barra mediante, piernas, tríceps y bíceps.

      A simple vista parece una tontería, pero las repeticiones van haciendo mella de forma efectiva. Samuel nos propone un viaje con diferentes movimientos e intensidades. Ahora rebotes, ahora subo la barra rápidamente por encima de la cabeza para ir descendiendo a cámara lenta, ahora flexiones…

      La masterclass ha resultado intensa, pero amena y rodeada de un ambiente espectacular. Compruebo que hay fórmulas diversas para castigar el cuerpo de manera divertida. Durante el mes repetiré más de una vez con el body contact, spinning y body pump.

      Concluye el día 2, aunque ya veo en el horizonte la jornada 3. El Centro Deportivo Santa Rosa organiza en estos días (4-19 de febrero) un gran torneo de pádel. Juego y debuto este sábado 4 de febrero (día 3) 11:00 am vs Rubén Montoya-Nacho Boan. Yo tengo de compañero a Luke, un veinteañero duro como el roble que se ha ganado justamente el sobrenombre de Luke Skywalker. Que la fuerza nos acompañe. Hasta mañana.

      —————————————————————————————————————–

      La triste realidad

      Esta es la triste realidad y no me refiero a llevar calcetines distintos. La cruda verdad proviene del dígito, 90.8 kg. Me he inscrito al club Plus del Centro Deportivo Santa Rosa con el objetivo de rebajar el pesaje, ahora mismo en tamaño gorililla de sobrepeso apreciable, a los 80-82 kilos que me corresponden. La modalidad del Plus incluye el uso de todas las instalaciones del club (gimnasio-piscina-sauna-jacuzzi-padel) y de todas las actividades dirigidas (body pump, entrenamiento dirigido, spinning…) por solo 60 euros/mes.

      Uxuri y Samuel serán quienes tutelen el proceso que se desarrollará del 2 al 28 de febrero. Nunca he aguantado mucho en un gimnasio y les he solicitado un programa variado y dinámico en el que pase por todas las actividades, piscina incluida para nadar. Ciertamente, el pack de Santa Rosa resulta atractivo y el amplio horario del recinto me permitirá conciliar trabajo-familia-ocio y sudar la gota gorda.

      Piscina del Centro Deportivo Santa Rosa

      Una aclaración previa antes de empezar a relatar el día a día. Los entrenadores incidieron en que no todo es físico, que tenía que adaptar mi dieta y cuidarme. Les puse en antecedentes de que habría días en que el cuidado resultaría imposible. Sin ir más lejos unas horas antes del pesaje tuve que hincarle el diente a este delicioso codillo. Lo remarco para que en el caso de no conseguir el objetivo (80-82 kg), el único responsable será quien firma este post.

      Día 1 (jueves 2 de febrero)

      17:00 Pesaje.

      Pesaje

      En chándal, camisa deportiva corta y calcetines distintos (me dará suerte…como a Rocky Balboa en Rocky I). 90.8 kg es el punto de partida. Desde aquí, cuesta abajo y sin frenos hasta el 80-82.

      Uxuri y Samuel me piden cardio para el primer día, bici y cinta, 20 y 20 minutos respectivamente.

      El gimnasio es espectacular.

      Gimnasio del Centro Deportivo Santa Rosa

      Así que será un lujazo empezar aquí.

      19:00 Bici.

      La bici tiene una manecilla que gradúa los vatios que moveremos. Empezamos muy suave para de manera paulatina ir subiendo de intensidad. Me pongo en modo Indurain Luxemburgo 1992.

      A los 10 minutos rompo a sudar de manera ostensible y entre el 15 y el 20 parezco Zidane en el Bernabéu de jugador, lo que sudaba sobre el césped el 5 del Madrid.

      19:20 Cinta

      Hago la transición con rapidez. Me embarco en la cinta que cuenta con diferentes programas, velocidad y pendiente. Fijo la mirada en los dígitos y echo a correr.

      19:45 Estiramientos

      Mientras recupero y estiro los entrenadores me ponen deberes para el día siguiente. Habrá master class de 18:00 a 20:00. Tendremos menú variado de body pump, spinning…

      Día a día. Hasta mañana.

      La costumbre

        Dentro del bar juega el Madrid vs América, mundialito de fútbol o algo así. Mariano ya hizo la tortilla, el guiso del día y sancochó los pulpos, y ahora se dispone a preparar las papas que lucen preciosas mientras dos señores le dan la mañana en una adaptación de la obra teatral del gato y el ratón.

        Uno de ellos permanece de pie y estático bajo la tele sin nada que echarse a la boca porque está tenso. El otro, sereno, ya ha pedido el segundo vino. Tuvo que marcar Benzema para que la disparidad de actitudes cobrase sentido: el tenso era del Madrid y el sereno…pues del Barca. Con el gol el tenso se soltó y empezó a meterse con el sereno. Se notaba que el sereno fue al bar y esperaba agazapado para ver si marcaba el América y poder restregarle el gol al tenso…y a Mariano. En fin, el fútbol, como la vida misma.

        Fuera del bar está la piscina, más bien en plural, las piscinas. Me encanta la postal y esa nueva situación paradójica plasmada a un paso del Atlántico: los locales miran tierra adentro y la visitante se detiene ante el mar.

        La costumbre

        Tamaña desconsideración frente a esto

        Piscinas de Punta Mujeres

        …sólo puede explicarse por la costumbre.

        Después de ver el mar, la foránea entró al bar preguntando por la lotería de la Navidad y si el número que vendían era autóctono. Mariano ofreció las explicaciones pertinentes, pero ante una repregunta de la señora (¿dónde podía conseguir un número autóctono?) abrió el debate. ¿Para qué fue aquello? ¿Hay local de Lotería en Haría?

        Quienes veían el fútbol aparcaron la tv y se entregaron al noble arte del consejo, parecía un anuncio de la Consejería de Turismo clamando por la buena atención al visitante, para terminar nuevamente discutiendo: “vaya a Haría”, dijo el sereno, “mejor en Arrieta”, propuso el tenso, “lo más lógico es ir a Arrecife”, llegó Mariano a terminar esta última frase para recibir reprimendas variadas de sus clientes.

        Cuando ella se marchó, no tengo claro si tenía las ideas muy claras, Mariano invitó a sus queridos acompañantes a entrar en Guinate, a ver si reabría el parque. Una indirecta muy directa, a la cara eso sí, les estaba llamando loros. Al decirlo, dio media vuelta y entró a la cocina mientras resonaban las alegaciones: “¿Loro? Loro tú, Mariano”, “Vete tú a Guinate, Mariano”…

        Otro fenómeno que sólo puede explicarse por la costumbre.

        El hombre del tiempo pasó por La Peñita

          Londres, 10º. Berlín, 8º.

          En La Peñita este mediodía rondaban los 30º.

          La Peñita, Puerto del Carmen, 2 de noviembre de 2016

          Moscú, -2º; Copenhague, 5º; París, 11º.

          Hoy había más gente en el mar que en agosto.

          La Peñita, Puerto del Carmen, 2 de noviembre

          El hombre del tiempo no quiso constatar nada más. Aquí se quedó.

          Calita de La Peñita

          Las calas de La Peñita, hoy, 2 de noviembre, entre las 11 y 12 del mediodía. ¡Qué maravilla!

          Temporal del sur

            ¿Cómo afecta un temporal del sur al paisaje de Lanzarote? Por fortuna, el fenómeno acontece sólo cuatro-cinco días al año, porque la estampa resulta espeluznante.

            Hoy paseamos por Costa Teguise y lo que normalmente luce así, en la playa de El Ancla o la playita del Rey

            Playa de El Ancla, Costa Teguise, fotografía de Ramón Pérez Niz

            * Playa de El Jablillo, Costa Teguise, fotografía de Ramón Pérez Niz.

            …hoy mantenía este aspecto aterrador.

            El Ancla con temporal del sur

            El pasado sábado, es decir, hace cuatro días, nos dimos un baño aquí. Miren qué maravilla.

            Playa de El Jablillo, Costa Teguise

            Observen cómo está hoy El Jablillo.

            El Jablillo con temporal

            Del Jablillo seguimos la ruta hacia el Meliá Salinas para visitar la playa de Los Charcos y Las Cucharas.

            Desde el dique del Salinas en condiciones normales. ¡Qué felicidad!

            Hoy.

            Y la última comparativa. Las Cucharas en situación habitual.

            Hoy.

            Ni los surferos se atreven a meterse en el agua. Las únicas valientes a “usar” el mar en estas condiciones son las gaviotas que se están marcando unos bailecitos fantásticos.

            Weibel, Andy Weibel

              Con Andy Weibel

              Acompañé al nuevo bloguero de esta casa en el sendero de Pico Partido. Lo conocí hace años en el rectángulo padelístico y en plena naturaleza se mueve de la misma manera: cauto, sigiloso, resistente, astuto, paciente. Estas son las grandes condiciones que debe atesorar un fotógrafo, las que le permitirán tener una buena visión para sacar la toma de las tomas.

              Hay que decir que el sujeto sale al campo en un horario privilegiado, unas pocas horas antes del atardecer, cuando el alisio ya peinó las huellas de la jornada y el escenario abrupto de Lanzarote asume un colorido deslumbrante con el sol próximo a acostarse. Para sacar fotos le gusta andar solo…y hablar lo imprescindible. No te extrañaría que te lo presentaran como Bond, James Bond.

              Sin embargo, no es Bond sino Weibel, Andy Weibel, quien estará de paseo por la isla y volcará sus itinerarios en este blog que ya cuelga de nuestra parrilla de blogueros. Su primer paseo no te dejará indiferente, Famara.

              Crónica de un plan perfecto

                Papagayo: 13 julio de 2016

                “Vaya, 400 personas han programado el mismo plan“. Es el primer pensamiento que te viene al cerebelo cuando, tras dejar el coche aparcado, te asomas a la loma confiando que haya tres gatos y compruebas que a estos le acompañan 397 bañitas más a las 11:00 am.

                Los antiguos te dirán, “hubo un tiempo en que estaban los tres gatos”. Sin embargo, hoy, con 397 más en la cala, hay que decir que todo es mejor. No hay color, se pongan como se pongan los melancólicos, este escenario de gopros y móviles al pie de la orilla, la escandalera de chinijolandia y el azul turquesa del mar hacen de este desierto que es Papagayo el territorio donde se cruzan todos los caminos.

                En mar de Papagayo

                Papagayo es un oasis, de aureola divina…¿cómo un páramo seco puede resultar tan paradisíaco? Entre otros activos debemos resaltar su ubicación, a resguardo del viento, que cuando sopla en Lanzarote es insoportable. Hoy (13 de julio de 2016) tenemos alerta por vientos de 85 por hora. En la orilla de Papagayo el alisio se ha reducido a una ligerísima brisa. El contraste es tan brutal que hora y media después de decirte “qué a gustito estoy sin el dichoso viento”, te descubres diciéndote “hombre, un poco de viento no estaría mal”.

                Mejor en la orilla

                Así, la sensación térmica es de 30-35º, te obliga (¡qué sufrimiento!) a tomar continuos baños en el mar que tienes a tres metros y que está sencillamente sublime de la muerte.

                13:30, time for lunch

                Para ejecutar el plan perfecto sin necesidad de coger el coche, debes elegir el tramo de calas conocido como playas de Papagayo, entre playa Mujeres y la Caleta del Congrio. Es la localización donde aparece la única superficie construida en todo el paraje natural, que tenemos a 5 minutos, lo que lleva subir de la playa a este punto. Se trata de dos restaurantes-beach bar. En función del horario ejercerá de sitio para comer…o para echar el cocktail al atardecer.

                ¿Qué decir de estos quioscos? Pues que compiten con el restaurante de Timanfaya como los de mejor panorámica de Lanzarote. Dime cómo te sentirías aquí.

                Casa El Barba, Papagayo

                Pescadito, paella y platos combinados componen una carta sencilla sin grandes aspiraciones. Les basta con hacer una buena paella de marisco y en efecto estaba de muerte (12 euros/persona). Se entiende que cobren la caña a 2,50 euros. Ciertamente…estamos en la gloria.

                Paella en Casa El Barba

                Hemos alargado el almuerzo para deleitarnos con las increíbles vistas y apurar el refresco bajo la sombrilla veraniega. Toca ahora la segunda tanda de chapuzones.

                Caminito al atardecer

                Las primeras horas, de 15:00 a 16:30 aprox., las pasamos entre la sombra y el mar porque aprieta con fuerza el calor. Justo después, alrededor de las 17:00, el sol empieza a perder fuerza y sentimos alivio. Son las horas más agradecidas, en las que los chinijos corren con fuelle desafiando a la pequeña ola que rompe la orilla de la playa y también rompe la carcajada nerviosa del personal.

                Atardecer de chapuzones

                No nos quedan fuerzas para seguir hasta el atardecer. Mientras levantamos el campamento comprobamos que sigue llegando gente. Sin duda, aprovecharán el mejor momento del día, cuando las pulseras que ataban las muñecas de muchos bañistas les obliguen a volver al hotel. ¿Conclusión? La próxima vez el plan empezará con el almuerzo a las 14:00, llegaremos a la playa a las 15:30-16:00 y de ahí al atardecer.

                Atardecer Papagayo

                * Fotografía de Dolmancé.

                La próxima vez queremos hacer coincidir el último baño con este momento, que viendo la foto de Dolmancé debe rozar el clímax.

                30 años atrás en el primer día de verano

                  ¿Qué mejor manera de empezar las vacaciones retrocediendo 30 años en el tiempo (y quien dice 30 puede decir 35) e instalarse en la playa a la que uno iba de chinijo?

                  Playa Chica, Puerto del Carmen

                  Todo está igual: los riscos desde los que nos tirábamos, el mar claro, los fondos marinos apetitosos llenos de vida que tenemos a tiro de piedra (gafas y tubo mediante)…faltan tus padres, aunque tú les has cogido el testigo. Por seguir todo exquisitamente igual, tus advertencias a tus hijos son las mismas: “cuidado que te resbalas”, “ponte la gorra”, “más allá no puedes ir”, “mójate poco a poco”, “ven a beber agua”…

                  La orilla

                  El campo de juego es el baño y la búsqueda de cabosos en las rocas aleñadas a la playa de La Barrilla, a la que sin embargo ya todo el mundo denomina playa Chica.

                  El break lo hicimos en el restaurante La Playa, pegadito al muelle chico, al que sinceramente no recuerdo la última vez que estuve por allí. Lo más impresionante es que sigue el mismo servicio. A mí me resultó bastante sencillo reconocerles, la de veces que les daba la lata de chinijo intentando gorronearles un vaso de agua con gas.

                  El bar del muelle chico

                  Ellos tardaron un poco más, pero al final la pregunta cayó. “Oye, ¿tú eres el hijo de Ramón, verdad?”.

                  La sensación es que tampoco pasa el tiempo por este restaurante, la única diferencia que aprecié fue el suelo, nuevo y mejor, por lo demás sigue resaltando por su extraordinaria ubicación y la asombrosa rapidez sirviendo los platos.

                  La posibilidad de pedir, salir al muelle y lanzarte…

                  El muelle chico

                  …ponerte las cholas, echarte la toalla sobre la espalda, volver a tu mesa y que las sardinas ya estén servidas, dice mucho de la experiencia del lugar.

                  Después del café vuelves a la playa y repites exactamente lo mismo. La crema, las normas, uno, dos y tres chapuzones, la búsqueda de cabosos, cangrejos y estrellas de mar. Ya lo cantó Julio Iglesias, “la vida sigue igual”, como la playa Chica, igual de sugerente, repleta de vida.