No me piques, que no te veo

    Pescando en el muelle del hotel Los Fariones

    Este señor en la punta del muelle del hotel Fariones. Pescando, parece. Para no variar, es otro día de esos para enmarcar en Lanzarote: 25º aproximadamente, cielo despejado, brilla el sol y una ligerísima brisa resfresca el ambiente. Si la perfección existiera, ésta postal se aproxima mucho.

    La caña en el suelo le delata. Le trae sin cuidado si las bogas pican, tardan tres minutos o media hora. Apurando, da la sensación de que tampoco le importaría que no mordiesen el anzuelo en toda la mañana.

    Se acomodó en la sillita en aquél rincón olvidándose del mundo. Y se abstrae contemplando el Atlántico en toda su dimensión. En el horizonte asoman Isla de Lobos y Fuerteventura. Al sureste, la aridez del Monumento Natural de Los Ajaches. Y sobrevolando el mar, una gaviota haciendo un valls del equilibrio al decir de Rodríguez, Silvio. La ciudad turística de Puerto del Carmen que nunca duerme, se abre también a un sinfín de ocupaciones más relajantes.

    Entrada publicada el 18 de Diciembre de 2013