A por el seco de chipirones, pulpo y lapas

    Vistas desde el restaurante Mirador Las Salinas, Salinas de Janubio, Lanzarote

    En apenas dos semanas de diferencia, los cocederos ofrecen hoy una imagen radicalmente distinta. Brilla con solemnidad la futura sal de Janubio, a la que todavía le quedan duras jornadas de sol. Esa intensidad blanca se posa de manera sutil sobre la cristalera del restaurante, transfiriéndose ese plus de calidad a un almuerzo encantador.

    Con la lección bien aprendida (generosas raciones), pedimos un pulpito a la plancha para compartir y un plato de arroz por cabeza. De la cobertura anterior se quedó en el tintero este arroz seco de chipirones, pulpo y lapas, que de tan explosivo la señora me lo robó cuando iba a mitad de camino. En su lugar, un arroz al horno con conejo que a mi me pareció formidable.

    Arroz seco de chipirones, pulpo y lapas, del restaurante Mirador Las Salinas

    A lo bobo nos dieron las seis de la tarde, pero la sobremesa bien podía haberse extendido hasta las x. Es la quietud del salinar, coincidiendo con la caída del sol, que se apodera del comensal y pasan las horas entre copas de Marqués de Burgos. Restaurante Mirador Las Salinas.

    Entrada publicada el 2 de Junio de 2014