Acción-reacción, calor-remojón

Chapuzón nudista en Barranco del Quíquere

    Miércoles 14 de mayo, 11:00 am. Aunque el termómetro marca el agradable dígito de 28º, la inexistente brisa (no corre una mota de viento) potencia la sensación de calor. A los pies del acantilado, las profundísimas aguas del barranco surgen como el remedio para las bañistas.

    Chapuzón nudista en Barranco del Quíquere

    «Fría», dijo la primera a la segunda para, sin pensarlo, tirarse de cabeza al agua y romper la quietud del Atlántico. Sólo una lancha con su motor quiebra esa panza relajante que revolotea alrededor de esta cala nudista.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *