Bañarse en el norte (II)

    El baño en las charcas del Caletón Blanco tiene mucho de singular. Es el marco paisajístico con la cala sitiada por el malpaís de La Corona, y el horizonte atlántico donde convergen, como si se tratara de un triángulo, el Roque del Este, el pueblito fantasmal de Pedro Barba (La Graciosa), y Alegranza.

    Paseo en la orilla, niños jugando con el cubo, Alengranza en el horizonte...El Caletón Blanco, Órzola, Lanzarote

    El chapuzón en esta zona, sin embargo, tiene otro aspecto destacable: la seguridad del baño para los niños. Hay que avanzar bastante, charca adentro, para encontrar profundidad, por lo que el chapoteo del pequeño en la orilla se desarrolla con amplio margen de tranquilidad mientras el padre se entrega al mar. La riada de cabosos que bailan a escasos centímetros de la superficie marina potencia esa sensación naturista para un niño, que persigue entusiasmado a los pececillos.

    ¿Cuál es el mejor momento para disfrutar del Caletón Blanco? En días con poco viento, entre 10-15 nudos, cielo despejado y una temperatura ambiente entre 20-25º. El cuadro meteorológico que disfrutamos el pasado sábado, 7 de junio de 2014. Una delicia.

    En remojo

    ¿Y después del baño? La cala está a un paso del pueblo de Órzola, y a unos 10 minutos en coche de Arrieta y Punta Mujeres. Los tres pueblos norteños son enclaves gastronómicos de pescadito fresco. Nosotros fuimos al restaurante de la playa de La Garita. Después del chapuzón, la ensaladita fresca, el cherne y el bocinegro a la espalda, con la brisa marina acariciándonos…remate perfecto.

    Almuerzo en Arrieta

    Otros baños en el norte de Lanzarote

    El baño nudista en Charco del Palo.

    – En Piscinas naturales de Punta Mujeres.

    Entrada publicada el 9 de Junio de 2014