Cacatúas, flamencos, zorros y monos

    Una caja de sorpresas para Nicolás. El exótico pico del tucán, la acrobática forma de comer naranja de la cacatúa o el andar chaplinesco de los pingüinos capta su atención. Sin embargo, donde haya un pato que desaparezcan zorros, nutrias y gatos de Bengala.

    Fotografía del Guinate Tropical Park (Lanzarote), el estanque de flamencos y patos

    Postrado delante del estanque podría quedarse a la espera durante horas para que los tímidos patitos terminaran juntándose con estos simpáticos flamencos. No hubo manera humana: los patitos hicieron caso omiso de las continuas llamadas del pequeño. Curiosa fijación de Nicolás, que va por temporadas. Hace unos meses las vacas y los elefantes tenían un hueco junto a los patos, que siempre permanecen entre sus preferidos.

    Hoy, además de éstos (eternamente pato), está enamorado de los monos por muy feos que sean. Miren que era feo el condenado (el de la foto inferior) y tampoco es que hiciera algo con gracia. Todo lo contrario, estático a más no poder. No obstante, ni falta que le hacía: el niño, absolutamente flipado, frente a frente con su querido mono llamándolo: “Mono, mono, mono”.

    Monos, cacatúas y pingüinos en Guinate Tropical Park

    El Guinate Tropical Park cumple un año con nuevo dueño. La renovación y el cuidado del espacio se está notando. De visita turística con niños por el norte de Lanzarote, resulta una interesante experiencia por vivir.

    Entrada publicada el 13 de Febrero de 2014