De paseo con Álex y aparece La Cilla

    Entre que Álex se vino de vacaciones y la necesidad de la revista por crear un reportaje sobre una ruta por Teguise, ¿qué mejor opción de darse un paseo por La Villa con el historiador? En su Rubicón, el amigo está desgranando interesantes vestigios de la isla, y en multitud de ocasiones (por lo menos me pasa a mí) descubriéndonos hechos que desconocíamos. Quizá el más sorpresivo esta etapa del Obispado Rubicense, que figura como su último post.

    Con el autor de Rubicón, paseando por Teguise

    Después del café nos adentramos en la calle principal de Teguise y al tropezar con una de las piezas arquitectónicas más curiosas de La Villa, que hoy hace las veces de entidad bancaria, Álex me situó en La Cilla. Siempre me cautivó la particular forma del inmueble, pero desconocía por completo el antiguo rol que ejercía: granero, de hecho el mayor de la isla durante el siglo XVII, los agricultores almacenaban una pequeña parte de su cosecha con fin previsor frente a futuras sequías o defectuosos cultivos.

    La Cilla

    Álex ya tenía en mente meterle mano al asunto en un próximo post. Sin embargo, y a la espera de éste, la confección periodística de la ruta teguiseña contará con este valioso apunte. Otro activo más, y no paro de pellizcarme, del equipo de blogueros de esta casa, que no para de dar alegrías a la misma.

    Nota: José Ángel González ejerció de fotógrafo. Mil gracias, señor.

    Nota 2: Le invito a seguir la actualización de estos post vía suscripción.

    Entrada publicada el 23 de Abril de 2014