Dos pingüinos en la orilla de Los Pocillos

    Nuestro gozo en un pozo. Este día sin viento, que parecía perfecto para asaltar Famara desde primera hora de la mañana, y va y se nos posa un nubarrón negro sobre el Risco. A pesar del nubarrón, cientos de surfistas entregados a la ola de esta playa.

    Cambio de rumbo. Al sur, destino Puerto del Carmen. Así, sin viento, Los Pocillos resulta una buena elección. Además, el nubarrón se quedó colgado allá en el norte sobre el Risco.

    Viernes 13 de junio en la playa de Los Pocillos

    Su inmensidad la hace ideal para un paseo en la orilla, y la marea con el mar quieto posibilita el chapuzón. Este viernes 13 de junio a las 10:30 son los turistas los que pueblan la playa, que no se cansan de patearla, playa arriba y abajo, dejándose mojar los dedillos de los pies con el sutil rompiente de las olas.

    Con estas condiciones, y con un niño a cuesta, la playa conforma un universo lúdico sin competencia. No hay parque, ni sesión de dibujos animados, ni nada, que supere los variados momentos del juego con la arena. En pleno desarrollo de la imaginación, Nicolás construye establos y animales, se arrastra por el jable haciéndose pasar por una gallina, tira las bolas de arena al mar y deja huellas de pingüinos en la orilla.

    La playa y el universo lúdico de los niños

    Puerto del Carmen y su exquisita línea de playas, la opción más idónea para sus vacaciones familiares en Lanzarote.

    Entrada publicada el 12 de Junio de 2014