En la oficina norteña

    Terraza El Pasito, Arrieta, Lanzarote

    Girando visita por el norte, Yé y Punta Mujeres eran las localizaciones de esta última incursión, le estoy cogiendo el gustillo a hacer una parada en El Pasito, Arrieta. No es sede de esta revista, sin embargo tiene esta terracita privilegiada y la wifi liberada que me permiten un kit kat mientras se consulta el correo, se anotan algunas cosas en bruto o se responde a llamadas.

    Salvando estas labores de intendencia, aprovechando que el té de las 11:00 coge firmeza, el arrullito del mar a escasos treinta metros de la terraza, el horizonte océanico y hasta las boyas que esperan la vuelta de los barquillos de pesca agradan los sentidos. A propósito de las boyas solitarias, a estas horas de la mañana en las rocas colindantes al litoral también esperan las gaviotas, sabedoras de que los hombres destriparán las entrañas del pescado, que les servirá de sugerente bocado (las gaviotas tendrán un problema menos).

    Casa China de Arrieta desde El Pasito

    Si levanta la mirada a su izquierda tendrá también ocasión de degustar la pintoresca casa china de Arrieta, que no pega ni con cola en la estructura urbana del pueblo, pero que precisamente por eso (paradojas) encaja a la perfección.

    La Casa China de Arrieta, fotografía de Ramón Pérez Niz

    ¿De paso por el norte antes del mediodía precisando un refrigerio o un cafelito? Terraza El Pasito.

    Nota: La fotografía buena de la Casa China es de Ramón Pérez Niz.

    Entrada publicada el 12 de noviembre de 2014