Un perenquén en la oficina: Fotografías 3, nuevo blog

    Hay nuevo blog en la revista. Una incorporación genuina porque no es ni chico ni chica nueva en la oficina. Se trata de un perenquén que lleva por nombre Dolmancé. El bichito, una especie de lagarto cámara en mano, retratará su camino por las rocas, volcanes y montañas por donde transite. Aunque éste resulte su entorno más frecuente, el perenquén también se adapta a las construcciones humanas y plantaciones.

    Dolmancé me ha detallado que sus incursiones se abordarán de tres en tres. Un sitio, una playa, un volcán desmenuzado en tres instantáneas. Hay que decir que su iris amarillento o pardo dorado (según el día) tiene una cualificada visión del campo de juego (entiéndase fotográfico), por lo que encontrará un trabajo periodístico original. Yo no sé si ustedes habían visto alguna vez camelias en la playa de Famara. Puedo asegurarles que yo en mi vida…hasta que vi esta foto del perenquén.

    Camelias en Famara

    No es su hábitat habitual, sin embargo no debe descartarse que Dolmancé se ponga un bañador, sumerja su cámara (habemus carcasa) y capte la esencia oceánica de Lanzarote.

    Agradecerle al perenquén haberse posado en esta revista. Con todos ustedes, Dolmancé y Fotografías 3.

    Entrada publicada el 14 de Julio de 2014