La agilidad de Otaegui

    Han pasado unos meses desde nuestra última visita. A estas alturas hablar de la cocina de Mikel Otaegui ya no hace falta. Hoy me gustaría remarcar la agilidad en el servicio. 13:40 pm, llegada, parloteo y un vistazo a la carta. 13:50 pm, comanda solicitada: croquetas de jamón, sardinitas ahumadas con tomate aliñado, chipirones a la plancha con manzana y alioli negro y minihamburguesitas de ternera con rúcula y mahonesa de salmorejo.

    Sardinitas de Mikel Otaegui

    Las croquetas y las sardinitas alcanzan la mesa a las 14:00. Damos cuenta de ellas, ojito con las sardinitas: formidables. 14:15 vienen las miniburguers y los chipirones. Estos chipirones con ese alioli negro y un ligero toque de mojo me meten de cabeza en las profundidades del mar, sencillamente espectaculares.

    Chipirones a la plancha con manzana y alioli negro

    La cocina de autor de Otaegui, cuatro raciones distintas, sin esperas innecesarias ni artificios en la presentación. Todo en menos de una hora. Bueno, ágil y con una relación calidad-precio inmejorable. 38 euros entre dos.

    Entrada publicada el 22 de diciembre de 2014