Mucho más que 3

    Cuando se montaba el esqueleto de esta revista, sólo estaban previstas la guía turística y dos blogs que acompañaran a la publicación. Uno estaba más que seguro (este Inside) y el otro, el del fotógrafo, del que tenía especial ilusión, estaba por verse, pero al final y felizmente se concretó.

    Cuando vomitaba las pocas ideas que tenía claras, Jorge las acogió en ese cerebro obsesivo que tiene, apenas durmió esa noche y me trasladó la siguiente línea al mediodía siguiente: Lanzarote3.com. Como buen obseso, aprovechó el tiempo matando dos pájaros de un tiro, ligando el nombre de la revista a eso tan abstracto y aparentemente volátil de “un epígrafe de blogs”.

    Nunca le he agradecido la vigilia, y la matanza de los dos pájaros, sin embargo él dio en la clave del dominio a velocidad supersónica. Nunca dejará de sorprenderme cómo el ahora pintor, que andaba muy feliz haciendo retratos a la peña, se lió la manta a la cabeza y empezó a darle al pincel creando estas maravillas que ilustran su bitácora y enriquecen los reportajes de la guía.

    Establecidas las tres cabeceras complementarias se fijó el objetivo de incorporar a nuevos blogueros que abordaran diferentes temáticas. Obviamente, los blogs deberían tener relación con Lanzarote, destino turístico. Como es lógico albergábamos muchas dudas del éxito de esta empresa. ¿Quién va a tener suficiente tiempo para ésto? Tiempo, motivación, ganas.

    Con la eficiente plantilla diseñada por Jorge, el apoyo en formato Pharmaton Complex de Claudio en la programación y la ayuda entusiasta de Ramón en materia de a quién proponérselo, nueve meses después tenemos que pellizcarnos para comprobar que es verdad, que hoy somos más que tres, mucho más que 3.

    Sin embargo, el número queda anecdótico cuando navegamos con el ratón por cada bitácora. La calidad periodística de todos ha enriquecido este proyecto que ni el más avezado previsor podría imaginar. Ahí queda el ojo clínico de Díaz Feria en temática gastronómica o la agilidad comunicativa de Usoa y sus five razones. Es el paseo histórico de Álex que nos descubre la raíz de lo que vemos, el enfoque y la concreción que le ha dado Arencibia a los Trails, los peculiares dibujos in situ y lo que se esconde tras éstos de Müller, el itinerario volcánico de Clara en pos de las cúspides de la isla, y ya por último el fotógrafo perenquén, de nombre Dolmancé, que se nos ha colado en la oficina por aquella rendija.

    Hoy, promovido por Luis Díaz Feria, nos hemos visto (casi) todos en La Bulla. No estaban en la isla físicamente Claudio y Álex, pero como si estuvieran. Buff, hay que pellizcarse y ponerse el traje de faena para estar a su servicio. Día de brindis. Momento apnea, no se muevan y sonrían (“hagan como que lo pasan bien”). Gracias mil.

    Lanzarote3.com: Mucho más que 3

    Nota: La fotografía en apnea es obra de Ramón Pérez Niz.

    Entrada publicada el 30 de julio de 2014