7 cosas que podrías hacer este finde y…

    1) Saborear este rabo de toro. Si todavía no lo conoces te sonará que Nauzet Santana (El Marinero, Arrieta) mima el pescado como pocos en la isla. Sin embargo, también resulta fiable con otros guisos como este sorprendente rabo de toro.

    Rabo de toro con jamón ibérico sobre una base de crema de papas

    * Rabo de toro con jamón ibérico sobre una base de crema de papas.

    Sólo tienes que reservar mesa llamando al 928 848 382. Aquí el restaurante.

    2) El baño en La Peñita. Llevas una década residiendo en Lanzarote, descubriste un día Playa Grande y ahí te quedaste. Y eso que en días ventosos el jable se mete sin permiso en tus ojos. ¿Sabías que no muy lejos de la grande existen unas calitas perfectamente asocadas en las que no comerás arena? Pruébalas.

    Calitas de La Peñita

    * Calitas de La Peñita, Puerto del Carmen.

    3) Visitar la FCM un sábado a las 15:00. El tráfico en la antigua casa de César Manrique es alto de lunes a viernes. Te habrá pasado que las veces que fuiste sentiste formar parte de una lata de sardinas. ¿Sabías que un sábado a partir de las 15:00 y hasta el cierre estarás prácticamente tú solito en este lugar?

    Fundación César Manrique

    4) Las aves rapaces sobrevuelan tu cabeza. Clasificar el parque temático Rancho Texas para niños en exclusiva es un error. La travesía en este centro proporciona experiencias novedosas…para todos los públicos. El espectáculo de las aves rapaces es un ejemplo. Ocupe su localidad en el anfiteatro y cuéntenos.

    Las aves rapaces de Racho Texas

    5) Cocina canaria. Estás de turismo en Lanzarote y quieres acercarte a la cocina canaria en versión tapas. Un clásico, Los Conejeros de Arrecife, rebautizado por Usoa Ibarra como “la madriguera del conejero”. Descúbrelo.

    * Parece un lomo de cherne, pero es queso frito.

    6) Tu melena al viento. El airecillo marino revolotea tu melena. No te incomoda, al contrario, te gusta. Estás acomodada en el catamarán y tus ojos captan la belleza de Los Ajaches. Pensando que ello resulta iniguable, va la embarcación y gira aquél acantilado y…Papagayo. Te muerdes las uñas esperando que ancle el barco para ya sí dejar de pensar y remojar tu melena. Catlanza.

    7) La inmensidad de los pequeños momentos. Hay sitios en Lanzarote que al pisarlos y sentirlos…

    Uno de ellos es Famara. Y más en esta época. Ha levantado un poco el viento estos días, pero el domingo desaparecerá por completo. Un domingo de vacaciones en septiembre sin alisio…si tiene esa suerte, ocurrirá pasado mañana, no lo dude y déjese caer.

    Recobre al aliento visitando Caleta de Famara y haga un intento de poner en orden la inmensidad de los pequeños momentos.

    ¡Feliz finde!

    Nota: Los dibujos de Famara y Caleta de Famara son de Bárbara Müller. La fotografía de las aves rapaces es de Rancho Texas. Y la del queso frito de Los Conejeros es de Usoa Ibarra. El resto de imágenes, de Ramón Pérez Niz.

    Entrada publicada el 4 de septiembre de 2015