Colección Salinas en Mirador Las Salinas

    Restaurante Mirador Las Salinas de Janubio, Lanzarote

    La suerte de Mirador Las Salinas no se limita a este incomparable marco paisajístico. Hay sitios sugerentes en manos de cabezas huecas y otros bajo la tutela de un gestor infatigable. Este restaurante tiene al segundo ejemplar, Maxi. Y así le va de bien.

    Estos líderes funcionan con una máxima: mejorar. Les trae sin cuidado si el restaurante, como es el caso, registra un sobresaliente éxito. ¿Cómo podía mejorarse su estupendo comedor principal? Con una brillante colección de pinturas artesanales obra de nuestro Jorge Marsá.

    Salinas de Janubio en pintura, por Jorge Marsá

    Cinco piezas componen esta serie. Aquí I y II. Los cuadros captan las Salinas en diferentes franjas horarias y panorámicas. Es uno de los trabajos más potentes que, hasta ahora, ha ejecutado el pintor.

    Pinturas de Jorge Marsá decorando el restaurante Mirador Las Salinas

    Ciertamente, el resultado, estando in situ antes y después de su instalación, emociona: ha quedado un comedor formidable. La casa, puestos a contarlo todo, mata dos pájaros de un tiro. Evita así el jueguito de la silla de los comensales de las mesas redondas, a ver quién mira a salinas y quién no.

    Mires donde mires en Mirador Las Salinas te impregnarás del salinar

    Mires donde mires en el mirador te impregnarás del salinar.

    Nota: Maxi (un gran manitas), muchas gracias por hacerlo posible.

    Entrada publicada el 13 de marzo de 2015