En el Jameos Festival

    Buenas noches. Repetimos escritura en directo de la última sesión del Jameos Festival. La pomposa coletilla que acompaña la convocatoria de los Centros Turísticos, “en la mejor pista de baile del mundo”, cobra todo su sentido cuando accedes a los Jameos del Agua.

    Jameos Festival intro

    El personal entra y se queda anonadado bajando por la escalera de caracol volcánica, la gente impresionada por la iluminación que transforma el negro malpaís en tonos rosáceos y verdes. La noche acompaña, quietita de viento, que enmudece los pasos de la peña que ya se aproxima a la pista de baile, donde ahora mismo en plan intro suenan ritmos que recuerdan a Vacaciones en el mar.

    En breves momentos Motown Club, un sello asociado a los grandes del soul, que pondrá música en el jameo: funk, sol y disco. Les contamos.

    22:35 pm: Se percibe orgullo en la gente que atraviesa la piscina en dirección a la pista. La sala está dispuesta justo al final del recorrido habitual dentro de Jameos, en la parte interior, y los posados parecen no tener fin: en la piscina, encima de un bloque de malpaís, en la zona de bares predisco…sobrevuela una atmósfera que sólo puede traer buen rollo. Será una noche especial.

    "Yo estuve aquí"

    Desde las alturas la pista deslumbra. Suena lo que parece la banda sonora de American Gangster, soul y funky abrazaditos. Quien imaginara a la flor y nata neoyorkina y setentina, de la que bebió tanto Manrique en los 60, danzando, del cuarto de baño en comanda y a la pista de baile como motos aquí en Jameos del Agua.

    Baile

    No sé por qué, pero tengo la impresión de que en breve aparecerá él, como caído del cielo, en plan ángel estelar: James Brown, vamos hombre, se te espera.

    23:30 pm: El trailero Arencibia llevaba razón. Horario lanzaroteño total. Esto empezaba a las 21:30 y dos horas después todavía va llegando gente. Despacito, despacito.

    Esta cadencia tan lenta puede aprovecharse para quedarnos con esos detalles de Manrique, tan locos y tan auténticos.

    Terraza de malpaís

    Esta terraza de malpaís donde sirven las copas. Una aparente locura que resulta cordura total. Manrique forever.

    La música sigue girando y el dj ha encontrado tiempo para concedernos a los Jackson Five. Ay, qué recuerdos de la disco del Mercantil (Sociedad Democracia de Arrecife).

    00:30 am: La sala de baile vive momentos de esplendor, aunque todavía sigue accediendo más gente. El papel (400 entradas) ha sido vendido. El soul que resonaba con potencia en los vericuetos de lava ha dejado paso a la música disco. La gente mueve las caderas con gusto y eleva sus manos como entregándose al cangrejo ciego de Jameos.

    Momento disco

    Sorprende la variedad de perfiles que ha asaltado el primer centro ideado por Manrique en Lanzarote. Padres que no salían hace tres años, la peña de Playa Honda, surfers, chef Pana de La Bohemia, jovencitos que han traído la furgona y se hacen los combinados en el aparcamiento…El jameo es una gran city en estos momentos y cualquier rincón se erige en buen lugar para menear el cuerpo.

    El bailoteo

    El previsible buen rollo y la agilidad de la organización (incluido el servicio de copas) me sorprenden regodeándome con la buena nueva: cosa bien hecha aquí en Lanzarote.

    Volverá el funk y el soul. Larga será la noche (hasta las 4:30 am) sobre la que probablemente resulte una de las mejores pistas de baile del mundo.

    Entrada publicada el 7 de Agosto de 2015