La triunfante sencillez

    Dándole de comer a los conejos en Las Pardelas, Órzola, Lanzarote con niños

    Las Pardelas Park es un sitio de recreo infantil modesto. Puede mejorarse, quizá el aspecto más significativo sea la señalización de la parte de flora del parque, que no costaría mucho y enriquecería la visita.

    Sin embargo, con lo puesto, los corralitos y los establos, una cesta con pan duro y tres niños de entre dos y cuatro años, la experiencia es plena. Nicolás ya es la tercera vez que pasa por el parque, ¡Pato! y Gallina´s Saturday, y en esta ocasión la emoción permanece en su imaginario varios días después de la cita.

    Esta vez fueron unos adorables corderitos, que apenas levantaban un palmo del picón, los que se ganaron al pequeño. Los vio berreando acercándose a la mano de su tío y tomando los trozos de pan…y ahora lleva tres días imitando el andar de los animalitos, berreando y comiendo un pan imaginario de mi mano.

    Es lo que tiene la triunfante sencillez de Las Pardelas Park. No lo dude si anda de excursión por el noreste de Lanzarote. El impacto de la experiencia es ciertamente económico.

    Entrada publicada el 2 de Enero de 2015