Saboreando Lanzarote: IV Feria del Queso

    Un programa bien dirigido Saborea Lanzarote. Todas sus acciones encajan dotando de protagonismo a la colonia de productores y chefs que juntos, no puede entenderse una separación de este binomio, están logrando lo que parecía hasta hace bien poco imposible: modernizar el producto local.

    Saborea Lanzarote, IV Feria del Queso

    Esta vez tocaba quesos. Cada puesto sorprendía con sus combinaciones en bocados diferentes. Propuestas atrevidas que escondían el queso como buenos magos. Sin embargo lo que más nos llamó la atención provino de la presentación de los platos. El avance en esta materia resulta notable y debe remarcarse el esmero y el mimo con el que presentan sus creaciones.

    Tabla de quesos de Lanzarote

    Ceviche de queso

    La jornada hacía coincidir a una señora elaborando queso de cabra en vivo con Germán Blanco y su tecnología culinaria ultramoderna. Pasado y presente dándose la mano en alegre armonía, que lejos de chirriar parecía una secuencia totalmente adaptada al trabajo de los chefs de Lanzarote, mano a mano con quienes se doblan el espinazo en la parra, en el campo o con el ganado.

    Elaboración de queso de cabra

    Entre bocados captamos la esencia del proyecto con la puesta en valor de todo el potencial enogastronómico de la isla. En Lanzarote, tierra propicia de debates estériles, de inútiles pérdidas de tiempo mareando la perdiz para acabar no haciendo nada, Saborea Lanzarote ofrece un marco promocional excepcional para aquellos que se lo están currando, ideando nuevas y mejores cosas.

    IV Feria del Queso: Saborea Lanzarote, Playa Blanca domingo 1 de marzo

    El jolgorio y la diversión alrededor de la feria no nos distrae. Más allá de las exquisitas piezas que degustamos nos abstraemos y apreciamos el airecillo profesional, de cosa bien hecha, abierto al progreso y no al ombliguismo conservador, que dibuja un excelente futuro. Hay que felicitarse y felicitar cuando tropezamos con cosa bien hecha.

    Entrada publicada el 1 de marzo de 2015