Su visita a Teguise de la mano de Rubicón

    La antigua capital de Lanzarote, Teguise, es uno de los rincones de mayor riqueza patrimonial de la isla. Sus calles empedradas realzan la belleza de sus edificios más emblemáticos, sin embargo también guardan historias de sangre y piratas.

    La Iglesia de Guadalupe, Teguise, por Ramón Pérez Niz

    Desde su Rubicón, Álex Brito ha abordado la historia más representativa de la Villa. Hoy le ofrecemos una visita a Teguise de su mano.

    1) Piratas.

    Callejón de la sangre. En la trasera de la Iglesia de Guadalupe se localiza esta callejuela de apenas 50 metros, que fue zona de contienda entre los piratas y los oriundos. Más detalles.

    Callejón de la sangre

    Castillo de Guanapay. En lo alto de la montaña de Guanapay se encuentra esta fortaleza representativa de un tiempo en que la vigía formaba parte del día a día. Su historia. Hoy es un espacio cultural dedicado a la Piratería.

    2) Edificios.

    La Iglesia de Guadalupe. La iglesia ha sufrido diferentes vicisitudes en los últimos siglos, pero mantiene un porte altivo que la convierte en el símbolo arquitectónico de Teguise.

    La Cilla. Junto a la plaza de Los Leones, justo enfrente de la Iglesia de Guadalupe, apreciará esta llamativa construcción. Hoy sede bancaria, en el pasado era el granero de Lanzarote.

    La Cilla

    La ermita de Veracruz. Aparte de su curiosa edificación destaca por conservar tres retablos. El primero y más antiguo rodea la talla del Cristo crucificado de la Vera Cruz, obra datada en el siglo XVII y que da nombre al templo. Todos los detalles.

    El Palacio de Spínola. Una vivienda señorial que en su fachada proclama su importancia al contar con una portada escalonada de grandes dimensiones y seis ventanas adinteladas. Exquisitamente conservada hoy es Museo del Timple.

    Palacio Spínola

    3) Cultura.

    Museo de Arte Sacro. Primer convento de la isla, su construcción data de finales del siglo XVI, hoy exhibe relevantes elementos originales como los retablos barrocos dedicados a Nuestra Señora de Miraflores y uno de los tres retablos de cantería que se conservan en la isla. Su historia.

    Fachada Museo Arte Sacro

    Convento de Santo Domingo. Actual sala de exposiciones, el convento conserva el retablo principal del templo original dedicado a Nuestra Señora de Gracia y el único trasaltar con pinturas murales de toda la isla. Más detalles.

    Entrada publicada el 10 de Agosto de 2015