Una de tantas mañanas

    Septiembre y octubre en playa de Famara. En esta época no exageramos al asegurar que no hay sitio mejor en Lanzarote. Aún sabiéndolo todavía no había tenido oportunidad de posarme en ella. Hoy llegó la oportunidad a las 9:00 am.

    Flipando

    Es una juerga contemplativa sin fin. El rugido de las olas resulta pura delicia para los oídos mientras admiramos el risco y la bruma que se levanta en la orilla dibujando una silueta imposible.

    nueve octubre famara

    En el horizonte, a tiro de piedra, luce esplendorosa La Graciosa, Montaña Amarilla al oeste y ese valle blanquecino salpicado de aulagas en su franja central. La isla desde Famara parece un oasis, una suerte de peñasco a la deriva, la fruta prohibida, un objeto de deseo, un canto naturista…

    playa famara

    Mientras tecleo estas palabras abro el windguru. Hasta el martes 13, no te cases ni te embarques, pero plántate en Famara y flipa. ¿Viento? Ni está si se le espera.

    Entrada publicada el 9 de Octubre de 2015