Bañazo durante la pleamar en 4 pasos

    Ayer en El Ancla.

    1) Panorámica. Como preveíamos la playita luce apetitosa.

    Panorámica

    2) En la orilla. Dejamos el bolso, la camisa y las cholas. Sensación de calor porque estos 25º aproximados sin viento parecen 40. En estas condiciones, el mar se erige en la próxima estación.

    3) Al agua. Rica no, fantástica. Los primeros pasos en el Atlántico son tímidos hasta que el cuerpo se adapta y la mente te pide que te sumerjas ya.

    4) Inmersión. Obedecer al deseo resulta sencillo. El brazo de mar del Ancla durante la pleamar es formidable, con esas tonalidades turquesas irresistibles y las aguas siempre en calma al abrigo de los diques que limitan esta calita de Costa Teguise.

    Bajo el agua

    Para quien no la conozca…

    El Ancla es una pequeña cala situada al principio de Costa Teguise viniendo de Arrecife. Está a la altura del Be Live Resort (antiguo hotel Occidental). Mapa.

    Pleamar. Con marea baja el baño resulta igual de irresistible, sin embargo es mejor opción darse el chapuzón con marea alta, cuando la excesiva piedra existente queda sumergida. Tabla de mareas.

    Entrada publicada el 22 de Abril de 2016