Fred Astaire en el Salinas

    Heaven, I´m in heaven

    Hoy de paseo y conversaciones variadas por Costa Teguise, la última tuvo lugar en el Salinas. Es pisar el área de piscinas y venirse Fred Astaire a la cabeza cantando aquella canción brutal Cheek to Cheek:

    Heaven, I’m in heaven
    And my heart beats so that I can hardly speak
    And I seem to find the happiness I seek
    When we’re out together, dancing cheek to cheek

    No están Astaire ni Rogers, sin embargo hay un clarinetista en los jardines marcándose un solo sobre una base de reggae de Bob Marley. En efecto, los huéspedes están “heaven, i´m in heaven…”.

    Para cuando quieran variar el baño y lanzarse al Atlántico, sólo tendrán que bajar unas escaleritas blancas y adentrarse en la calita de Los Charcos.

    Los Charcos

    Entremedias o para el té o el gin tonic de las cinco, Astaire tiene la última estrofa en el Beach Bar.

    Beach Bar del Salinas

    Y así, a lo bobo, en lugar de dormir esta noche en una cama lo harán en el heaven.

    Entrada publicada el 20 de Junio de 2016