“Hasta el infinito… ¡y más allá!”

    Hasta el infinito y más allá

    * Fotografía de Dolmancé.

    En Lanzarote no hay límites, es territorio fértil para hacer los sueños realidad e incluso, en ocasiones, se le presentan postales que ni el mejor de sus sueños pudo imaginar.

    Alrededor del escenario que contemplan Buzz Lightyear desplegó con elegancia sus alas, sobrevoló el Risco, bajó a ras de suelo para comprobar qué eran aquellas formas semicirculares de piedra que parecían mimar a unas plantas (“son parras, Buzz”, le sopló Woody) y pisoteó el valle infinito de jable de Soo donde, oh, la, la, encontró batatas y sandías. Todavía relamiéndose Buzz volvió al cielo y surcó el río, pasó por La Graciosa, Montaña Clara, Alegranza…

    Dolmancé tituló la fotografía como corresponde: “Hasta el infinito…¡y más allá”. En efecto, en Lanzarote será capaz de alcanzar el infinito, dejando de lado la opción de permanecer a orillas de su mundo dando las cosas por imposibles.

    Entrada publicada el 23 de Febrero de 2016