El escenario devastado en perfecto estado de revista

    Miles de hectáreas de vid enterrada en las cenizas volcánicas de La Geria. El picón (rofe) peinado, las semilunas de malpaís componiendo un lego perfecto y las hojas de la parra de impecable verde esperanza.

    En el horizonte una humareda que da cuenta de la quema de las hojas secas, de color marrón, que se eliminan de la postal en las mañanas nubosas. El escenario devastado por la naturaleza hace tres siglos, hoy en perfecto estado de revista.

    El mapa.

    Nota: La fotografía es de Dolmancé.

    Entrada publicada el 5 de mayo de 2016