Sed de mar

    Playa Chica, ayer jueves 14 de abril

    Ayer en playa Chica. Es verla así, tan quieta como irresistible que provoca sed de mar. Completamente tendido, de azul turquesa impecable y en torno a los 18º el agua te llama a evocar tiempos de chinijo, cuando en lugar del jable frecuentabas los riscos como hábitat natural.

    Desde los riscos

    Desde aquí la perspectiva resulta sensacional, con esos tres gatos que a las 9:30 am ocupan la playa y hacen el pasillo a la tropa de buzos que coloniza La Barrilla.

    Desde los riscos

    Estoy a un paso, perdón, a un salto, de saciar la sed de mar. La entrada es brusca, así me gusta, para poco a poco ir adaptándome al delicioso clima de este chapuzón sublime en este veranito primaveral.

    Entrada publicada el 14 de abril de 2016