De tapas en El Bocadito

    El arroz negro con taco de bacalao de la taberna El Bocadito de Costa Teguise

    Buena cobertura en El Bocadito. Domínguez ha modernizado la carta. Se nota hasta en la presentación de los platos. Compartimos una solvente ensalada de pimientos escalibados y una riquísima ración de cazón frito. También unas correctas láminas de pulpo en costra de alioli y una presa ibérica en tataki con jugo de puerros. Para abrir boca, en esa noche magnífica de sábado 19 de octubre, más que satisfechos.

    Sin embargo, llegaron otros platos: una tempura de lenguado y pavías de bacalao; y el arroz negro con un tacazo de bacalao sencillamente sublime. La degustación del arroz con sepia, langostino y tinta de calamar con el colonizador sabor de la pieza de bacalao, resultó el remate perfecto a una velada encantadora. Si al arroz le añade el exquisito alioli de la casa, mejor que mejor. Con todo, cañas y vinos incluidos, a 23 euros por barba. Más detalles y fotografías de El Bocadito.

    Quietos, parados

      Sólo dos personas en la orilla de la playa. El amanecer en las calas de Papagayo, este 23 de enero de 2013 sobre las 9:20 am, es portentoso. Es su jable dorado, es la quietud del mar (casi siempre como una balsa de aceite), es este ambiente naturista tan de spaguetti western y es el marco paisajístico impresionante con las vistas a Isla de Lobos y Fuerteventura. Pero también es, a estas horas mañaneras, un reducto de tranquilidad inigualable.  […]

      Perdidos al norte de Pechiguera

        Era una agradable mañana para huir de Playa Blanca y recorrer la accidentada costa del suroeste de Lanzarote. Pertrechados del equipamiento imprescindible de cara a recorrer este rústico territorio, a mitad de camino la pareja tropieza con esta mole. La sorpresa es mayúscula, ¿qué hace ello aquí, se preguntan y me cuestionan aprovechando que pasaba por allí?  […]

        Buenos días

          Estamos de buenos días. Y tanto. Un 15 de enero de 2013, 10:00 am. ¿Invierno? Sí, claro. Invierno, frío y nieve. Será en Madrid, Londres o París. En Lanzarote un 15 de enero de 2013 a las 10:00 am acontecen cosas como éstas. Yo estoy en el muellito del hotel Fariones después de darme un bañito mañanero en la cuevita de doña Juana. Y como la curiosidad debe formar parte del oficio, tuve que verlo. ¿Qué hace el personal que está de vacaciones?  […]

          A modo de presentación

            La construcción y actualización de una revista turística narrada desde dentro. Este conforma el objetivo básico de Lanzarote 3 Inside. La bitácora hará las veces de diario, reflejando el camino que se transita.

            Quiero pensar que el blog potenciará una premisa básica de Lanzarote 3: estar de turismo permanentemente en la isla de cara a actualizar las informaciones y sensaciones que nutren la revista. Las entradas de este cuaderno resaltarán detalles y curiosidades de las experiencias que vivimos.  […]

            “Marco, ¿puedo subir al Risco para meterme en la cocina?”

              Las ganas locas que tengo yo de meterme en la cocina de El Risco, que cada dos meses escribo a Marco pidiéndole permiso. Sin embargo, no hay manera humana porque en ese restaurante no se conforman con el éxito permanente que les envuelve y se lían la manta a la cabeza con nuevos proyectos.

              Reproduzco la conversación por whatsapp y mail.

              Lz3inside (LI): “Marco, ¿puedo subir al Risco para meterme en la cocina? Cualquier día que no les entorpezca a primera hora sería perfect para mí. Déjame saber. No prisa”.

              MarcoElRisco (MR): “Imposible en estos días. Estamos enterrados en el día a día y a esas horas con un proyecto nuevo”.

              LI: “Proyecto nuevo? Nuevos platos? Quiero saber, jeje”.

              MR: “Un libro sobre el queso. Estamos preparando unos platos”.

              LI: “Unos platos con queso? Vaya, me encanta el queso. No prisa, pero si me pasas más detalles por mail, fotos incluidas…yo a veces me como las fotos, jeje”.

              MR: “En cuanto encuentre un hueco te explico”.

              Marco sació la curiosidad con estas locuras grandiosas.

              Pan de queso, cabrito horneado, su consomé y espuma de suero

              Esto es un pan de queso con un cabrito horneado, su consomé y espuma de suero.

              Coincidirán conmigo que dar bien de comer es un arte. En El Risco de la Caleta de Famara se aplican con un salmonete de La Graciosa.

              Salmonete de la graciosa relleno de queso especiado con falsa veloute de queso flor de las nieves

              * Salmonete de La Graciosa relleno de queso especiado con falsa velouté de queso Flor de Las Nieves.

              Esta travesía de quesos tendrá su punto dulce.

              Tarta de queso de cabra con sopa de chocolate blanco y queso

              Tarta de queso de cabra con sopa de chocolate blanco y queso.

              El proyecto nuevo que me citaba Marco es un libro. Quesos imprescindibles de Canarias, es el título de la obra que están confeccionando Yuri Millares y Tato Gonçalvez.

              Atardecer en Famara

                Un momento inenarrable. En el suroeste de Lanzarote el sol va zambulléndose en el mar, a cámara lenta, fusionándose con el azul marino y el jable de la playa de Famara. La resultante es una indescifrable paleta de colores que amansa el lugar, transformando el violento rompiente de las olas, allá en la orilla, en dulce armonía.

                Atardecer en playa de Famara , Lanzarote, fotografía de Dolmancé

                A estas horas, la inmensidad de Famara, siempre custodiada por el risco, se puebla de caminantes que buscan la vitalidad perdida durante la jornada.

                Caminantes al atardecer en Famara

                Es posible que la quietud de este espacio se vea trastocada por gente con prisa, que en lugar de andar…corre: otra opción a marea vacía, Trail Famara.

                Para disfrutar del atardecer en Famara ten en cuenta…

                1) La localización.

                2) El horario de la puesta de sol y la fuerza del viento. Si el viento marca entre 35-40 km/h (o más), mejor dejar el atardecer para otro momento y buscar refugio para la caminata en el sur.

                Nota: Las fotografías de este post son de Dolmancé.

                Otros atardeceres en Lanzarote:

                En Papagayo.

                En Janubio.

                En La Peñita.

                En El Golfo.

                A la busca del cangrejo ciego

                  Una de las claves del ingenio artístico de César Manrique proviene de su habilidad para despistar y sorprender. Si en lugar del arte-naturaleza se hubiese dedicado al cine habría sido un maestro del suspense. Ocurre en los Jameos del Agua, donde Manrique va captando la atención del visitante con detalles, aparentemente nimios, hasta que en un momento determinado, de sopetón, el turista tropieza con esto.

                  El jameo de Jameos del Agua

                  Es el jameo o la laguna de los Jameos del Agua, que está debajo del nivel del mar y cuya existencia se explica por las particulares condiciones subterráneas del tubo volcánico y la cercanía del océano Atlántico. El jameo está custodiado por una inmensa masa volcánica con forma de bóveda.

                  Si el impacto visual resulta sobresaliente, le sorprenderá saber que el jameo esconde vida propia a pesar de las duras condiciones de fuego, lava y humedad que vivió. Se trata del cangrejo ciego que coloniza sus aguas, cuyo avistamiento conforma otro atractivo del tour por este centro turístico.

                  Para conocer al cangrejín:

                  Horario. Los Jameos del Agua abre todos los días de 10:00 a 18:30 horas.
                  Tarifa. El precio es de 9 euros/persona.
                  No es la Fontana de Trevi. El cangrejo ciego es delicado y especialmente sensible al cobre. Por ello se prohíbe tirar monedas al lago.
                  Localización. Los Jameos del Agua se localiza en el noreste de Lanzarote, entre los pueblos de Órzola y Punta Mujeres. Ver plano.

                  Nota: La fotografía de este post es de Ramón Pérez Niz.