Guacimeta como paraíso anestesiante

    Ayer en Guacimeta. ¡Qué maravilla! La playa a marea vacía, sin viento y el cielo despejado por completo, alrededor de 25º.

    Playa de Guacimeta, 16 de abril de 2016

    Llegamos a las 11:00 am y salimos a las 18:30 pm para que los reptiles que tenemos de chinijos quedaran anestesiados. Hubo tiempo para desprenderse de estos y darse un paseo por la orilla. El mar, como una balsa de aceite, va tocando a la puerta de tu deseo. Toc, toc, toc, toc.

    El mar te llama

    En un primer momento cuesta, porque sigue un poco fría, pero una vez adaptado, el agua está puramente deliciosa.

    Bajo el agua, escandalosamente buena

    Para permanecer sumergido…sin los reptiles.

    Atardecer en El Golfo

      Atardecer en El Golfo

      El atardecer en El Golfo apabulla. Mires donde mires la postal es sobrecogedora. Cada tarde, cuando el sol empieza su inexorable descenso al fondo del mar, la paleta de colores que se vuelca sobre la accidentada orografía del suroeste de Lanzarote resulta inenarrable.

      La única pena es que desde 2011 no coincidimos con Aquilina, la gaviota que ven suspendida en el aire en singular pose de bailarina. Si la ven, salúdenla de nuestra parte.

      Nota: La fotografía de Aquilina la gaviota es de Dolmancé.

      Otros atardeceres en Lanzarote:

      En Papagayo.

      En Janubio.

      En La Peñita.

      En Famara.

      Cositas para hacer este finde

        1) Aquí sí hay playa. Entre los 18 y los 23º, sin viento y totalmente despejado. Esta es la previsión para el fin de semana. Con estas condiciones, da igual el norte, el sur, el este o el oeste. Nosotros elegimos Guacimeta. Daremos cuenta desde allí mañana sábado.

        Playa de Guacimeta

        2) Clausuras culturales. El Festival de Cine de Lanzarote cierra sus proyecciones este finde. El programa de los últimos días. También se clausura Magma con los trabajos pictóricos de Cristina Barrera y Mario Delgado en Artenmala (frente a la farmacia de Mala). Hasta el domingo 17 de abril de 13:00 a 18:00 horas.

        Pintura de Mario Delgado

        3) Atardecer en La Ola. En este tramo de Puerto del Carmen el atardecer es una delicia. De La Peñita…a La Ola.

        Atardecer en La Ola

        4) Y para atardeceres…. Un picnic en Montaña Bermeja. Esta secuencia de Ramón.

        Atardecer en Bermeja

        * Atardecer en Bermeja, por Ramón Pérez Niz.

        Feliz finde a todos.

        Sed de mar

          Playa Chica, ayer jueves 14 de abril

          Ayer en playa Chica. Es verla así, tan quieta como irresistible que provoca sed de mar. Completamente tendido, de azul turquesa impecable y en torno a los 18º el agua te llama a evocar tiempos de chinijo, cuando en lugar del jable frecuentabas los riscos como hábitat natural.

          Desde los riscos

          Desde aquí la perspectiva resulta sensacional, con esos tres gatos que a las 9:30 am ocupan la playa y hacen el pasillo a la tropa de buzos que coloniza La Barrilla.

          Desde los riscos

          Estoy a un paso, perdón, a un salto, de saciar la sed de mar. La entrada es brusca, así me gusta, para poco a poco ir adaptándome al delicioso clima de este chapuzón sublime en este veranito primaveral.

          Un chute de calma contemplando Montaña Colorada

            Montaña Colorada, Ramón Pérez Niz fotografía

            * Montaña Colorada, fotografía de Ramón Pérez Niz.

            La montaña tiene ese puntito rico, ya saben, entre místico y sugerente, que te atrae y atrapa como si se tratara de un polo magnético. Es Montaña Colorada, el último volcán, que se localiza en el horizonte del pueblo de Masdache mirando hacia el oeste, a Tinajo.

            Por la carretera de Masdache a la Geria, a la altura de la iglesia del primer pueblo, se identifica un pequeño camino asfaltado, pero con multitud de baches. Tómelo, avance unos 200-300 metros, aparque en el picón aledaño a la vía y camine malpaís adentro.

            En el valle de malpaís

            Transitar por la masa inmensa de lava volcánica suena a chof-chof. Y el sonido da cosa y vas andando con sumo cuidado, como si un paso demasiado fuerte fuera a despertar a alguien del sueño o, lo que es peor, como si una pisada autoritaria hundiese el suelo y te mandase a saber dónde.

            Hay grietas donde florecen los tabobos, las aulagas y una riada de verodes, que los miras y no terminas de creer que puedan crecer en este suelo quebrado por el fuego.

            Te sientas y disfrutas de la salvaje quietud instalada en el lugar. Es un chute de calma que entra en vena y transforma la prisa en paciencia, la impetuosidad en serenidad y la wifi…en no conectado.

            Momento narciso en Montaña Colorada

            Más sobre Montaña Colorada:

            El último volcán, por Ramón Pérez Niz.

            Espectacular fotografía desde la cima, por Ramón Pérez Niz.

            En el spa del Costa Calero

              Talasoterapia Spa del hotel Costa Calero

              ¿Por dónde empezar? El centro de talasoterapia-spa del hotel Costa Calero es gigantesco y tiene un magnífico aspecto.

              La primera diferencia del tratamiento me va a entrar por los ojos cuando los abra al sumergirme. Agua de mar, cuya riqueza en yodo y sales va a potenciar la sesión de hidroterapia.

              Viviendo la hidroterapia en el Costa Calero

              El circuito se culmina en unas dos horas aproximadamente. Están las camas de agua que cubren todo el cuerpo y la propulsión desde su base te mantienen suspendido en el aire: flotando, relajado.

              Cama de burbujas

              Estos jacuzzis que alcanzan la altura del pecho constituyen otra novedad notable del itinerario.

              Jacuzzi

              Es entrar y recibir el masaje automático en toda la musculatura. Llevas unos tres cuartos de hora, el impacto del burbujeo ya ha hecho su efecto y ahora llega, para mí, el momento estrella cuando damos unas brazadas en dirección a la zona de la piscina que está a descubierto, abierta al cielo de Puerto Calero, probablemente una de las ubicaciones con mejor meteorología de la isla.

              Spa abierto al cielo

              En este espacio privilegiado rodeado de un fresco jardín, el tratamiento se complementa con la cascada y los cuellos de cisne. No corre el viento y el cielo acostumbra a estar despejado al sureste de Lanzarote, lo que transforma este momento en sublime. Un gustazo absoluto.

              Bajo el cuello de cisne

              El jardín tiene unas hamacas confortables para un breve descanso.

              Breve descanso

              Ya recuperado no debes perderte la segunda etapa del circuito, que tiene lugar en las termas, cuatro estaciones de mármol con aguas a presión a diferente temperatura, y en las saunas, la tradicional y la hamman de vapor. Aquí estamos en una de las termas concluyendo una sesión reparadora en uno de los mejores spas de Lanzarote.

              En las termas

              Talasoterapia Spa del Hotel Costa Calero

              Más detalles.

              Horario: Todos los días de 9:00 a 20:30 horas.

              Tarifa: 13,50 euros para residentes en Lanzarote; 18 euros, pase general.

              Contacto: 928 849 582.

              Último rayo de sol

                Las maletas, la botella de agua, ella descalza, él preparado pero abierto al sol, al mar, a Lobos, Fuerteventura y al infinito.

                Ella se lo volvió a repetir con un susurro claro, directo. Estuvimos allí el pasado domingo al mediodía, detrás del banco, y traducimos ahora lo que ella le dijo a él: “Mira que te lo repetí. Era un error estar 7 noches. En julio volvemos y estaremos 10 días. Yo sacaré los billetes”.

                Él, con el rostro captando el penúltimo rayo ultravioleta para que se note claramente a su vuelta a Cardiff que ha estado en un destino con sol, asintió como lo hacen los corderitos, asumiendo la culpa de volverse este domingo cuando podían coger el vuelo el próximo jueves.

                Tras el sí a las 10 noches de julio, ella adoptó la postura que corresponde, momentos previos a partir: dedos abrazados, manos apoyándose en el occipital, mentón elevado…ahora sí, el sol de las 12 del mediodía pegando en el rostro y dejando color gambita de La Santa.

                Último rayo de sol

                Nota: Las fotografías son de Ramón Pérez Niz.

                Al mediodía en Charco del Palo

                  Ayer al mediodía el personal estaba asomado en las terrazas de sus apartamentos, completamente desnudo, como marca el pueblo con una sola ley: “sin ropa”.

                  Charco del Palo

                  El lugar es un paraje seco inundado de un jable peculiar, una curiosa mezcla blanquecina y tostada, bañado de aulagas. Da la sensación de que en cualquier momento Clint Eastwood puede salir con su pistola al aire (no va con segundas) en medio de un rodaje western.

                  Los bañistas todavía esperan en sus terrazas sintiendo el tiempo pasar, es decir, completamente despreocupados. Lo único que podría quebrarles ligeramente este espíritu libre proviene de la marea, que ahora está baja y tiene la charca vacía.

                  La piscina sur de Charco del Palo

                  Ya llenará.

                  Piscina sur con marea llena

                  Esto es Charco del Palo, en la costa del pueblo norteño de Mala, en Lanzarote.

                  Para saber más.
                  El mapa.
                  – Se recomienda ir con marea llena (tabla mareas). Entre las piscinas naturales destaca en el límite sur del pueblo.