Enamorarse de El Navarro

Enamorarse de El Navarro resulta bien sencillo. 1) Puedes enamorarte por la austera elegancia de su comedor, el juego medido de luces o el suave jazz que se acopla en la sala. 2) Por detalles cuidados como este aperitivo. 3) Por su cocina, obviamente.